Los Test de Eneagrama
5 (100%) 2 votes

Test de Eneagrama, ¿en qué medida son válidos?

Hoy en día puedes encontrar fácilmente distintos test de Eneagrama. Lo habitual es realizar un test para saber tu eneatipo. En realidad, el resultado del test de Eneagrama,  dirá cuál es tu eneatipo más probable. En otros casos asegurará tu eneatipo. Encontrarás test que te darán los porcentajes de varios eneatipos que se ajustan más a tus comportamientos. Algunos test son cortos y otros muy largos y tediosos de realizar. La validez del resultado depende de varios factores que debes considerar. Vamos a analizar las claves para obtener la mejor información de este tipo de Test.

A tener en cuenta

La primera clave a considerar, es el momento en que nos posicionamos cuando respondemos un test de Eneagrama. Nuestra personalidad se muestra de manera más clara entre los 18 y los 25 años de edad, cuando todavía no se ha iniciado el proceso de maduración personal (en la mayoría de los casos). Por lo tanto, podemos identificar mejor nuestro eneatipo si al realizar un test respondemos desde esa persona que éramos en esa etapa de nuestra vida.

Como en cualquier test, existen dos condiciones básicas para que el resultado sea óptimo. La primera sería ser honesto/a contigo mismo/a. La segunda, contestar basándote en quién eres y no en quien deseas ser.

También es interesante tener en cuenta que habitualmente estamos influidos por estímulos externos que nos sacan de nuestro estado de equilibrio. Estos estímulos pueden provocar estrés, tristeza o enfado. Sus efectos desvían nuestros comportamientos básicos del eneatipo.

Otro aspecto a tener en cuenta es el nivel de desarrollo o crecimiento personal. Este nivel también genera diferentes comportamientos, aun tratándose del mismo eneatipo.

Todos estos factores son importantes y deben considerarse a la hora de realizar un test de Eneagrama. Son matices que pueden “disfrazar” al eneatipo e impedir que nos sintamos identificados con él.

Algunas veces, al realizar varios test de Eneagrama distintos, los resultados no coinciden. Como consecuencia de esta variedad, se generará duda de su efectividad e incluso incredulidad.

Muy probablemente los eneatipos que resulten guardarán alguna relación. El desconocimiento del Eneagrama, impedirá que puedas apreciar estas conexiones entre eneatipos (puedes conocer mejor el Eneagrama aquí). Y es que no somos un eneatipo “puro” con todas sus características básicas.

Cada eneatipo está conectado con otros cuatro. La estructura básica de la personalidad puede verse influenciada por estos cuatro puntos. Los cuatro puntos que siempre están conectados con cada eneatipo se llaman alas y flechas. Cada eneatipo está conectado con dos alas y dos flechas, que son las culpables de que nuestro eneatipo no se manifieste de manera “pura”.

Se llaman alas a los dos eneatipos vecinos de cada eneatipo (por ejemplo, las alas del eneatipo 2 son el 1 y el 3, sus vecinos a su derecha e izquierda). Las alas enriquecen su propia personalidad y confieren una estructura compleja al eneatipo. Cada eneatipo puede apoyarse en mayor  o menor medida en sus dos alas. Éstas le confieren algunas de sus características.  Esta circunstancia nos puede llevar a confusión en la identificación del eneatipo.

En el caso de las flechas (las líneas rectas que llegan o parten de cada eneatipo en el símbolo del Eneagrama, por ejemplo, las flechas del eneatipo 2 son el 4 y el 8), ocurre igual. La dirección marcada por la flecha simboliza la tendencia compulsiva a adoptar. Este es el camino al que generalmente se  recurre en condiciones de estrés o desequilibrio. La dirección opuesta, en cambio, define el camino tomado desde una actitud consciente. Es el resultado de una elección que permite liberarse de las tendencias automáticas del eneatipo.

Volviendo al ejemplo del eneatipo 2, en condiciones de estrés, recorrerá la línea que conecta con el 8, adquiriendo sus rasgos más negativos. En cambio, estando en condiciones de seguridad, adquirirá rasgos positivos del 4.

Utilidad del Test de Eneagrama

Un test de Eneagrama puede ser útil si:

  • Tienes algunos conocimientos previos sobre Eneagrama y quieres avanzar en tu crecimiento personal desde la identificación de tu eneatipo.
  • Dudas entre varios eneatipos y quieres tener mayor claridad.

Ten en cuenta que el resultado no tiene porqué ser único y definitivo. Si recordamos las premisas indicadas al inicio, existen algunos factores que pueden complicar la identificación y que hacen que no seamos un eneatipo básico.

Si consideras todas esta claves, podrás obtener resultados muy acertados sobre tu eneatipo y crecer desde esa base.

Antes de realizar un test de Eneagrama ten en cuenta que ningún test da un porcentaje absoluto de acierto. La mejor manera de avanzar hacia el conocimiento de nuestro SER, esencial, puro, se apoya en la auto-observación y el aprendizaje continuo.

Y no olvides que conformarte con realizar algunos test para identificar tu eneatipo, es solo dar el primer paso del camino.  Es como descubrir el nombre de la enfermedad que padeces y no buscar el antídoto que nos cura.

Atrévete a iniciar el camino hacia la sanación. El camino hacia la desidentificación con tu eneatipo, para volver a conectar con tu esencia, tu parte más pura y original. Esa que siempre estuvo dentro de ti, aunque se te olvidó. Esa de la que te desconectaste durante el proceso de configuración y desarrollo de la personalidad.

Libérate de las cadenas de la personalidad, esa máscara que construimos desde niños. Esas máscaras que nos pusimos para adaptarnos al mundo y sobrevivir a los peligros imaginarios que cada cual crea en su mente.