“Se valiente y lucha por lo que crees. Lucha por aquel sueño que nunca tuviste y siempre deseaste”

Valiente

He buscado alguna definición de valentía para estar segura de que yo la tengo. Una de ellas puede ser “Valor, energía y voluntad para afrontar situaciones difíciles o adversas”, “Coraje”, “Hazaña que se realiza con heroicidad”.

Históricamente la valentía está asociada al heroísmo, la gallardía y el valor. Cuando una persona es valiente, logra vencer sus temores o dudas y actúa con decisión y firmeza. La valentía se demuestra en los grandes actos (como en una guerra o una emergencia), pero también en las pequeñas acciones cotidianas (al decir una verdad dolorosa a un ser querido).

El valiente saca fuerzas de donde la gente común no tiene y termina haciendo cosas extraordinarias.

Porque somos mucho más fuertes de lo que pensamos, y es que todos llevamos dentro un valiente que se crece ante las adversidades.

Cuando crees que ya no puedes más, que has tocado fondo y ya todo ha terminado, aparece esa fuerza que te hace escalar y salir del pozo más profundo.

No se puede vivir con miedo; con miedo a perder el trabajo, perder el amor o a una persona.

Puede que no te des cuenta en este mismo momento pero si echas la vista atrás, seguro que alguna vez te ha ocurrido algo así; que has necesitado incluso que alguien te obligue a recordar que fuiste valiente, que eres valiente, que superaste aquel momento insuperable y que además sigues avanzando en la vida. Porque estás vivo, vivo para VIVIR, vivo para seguir disfrutando de los buenos momentos, que también los hay aunque, a veces, nos cueste ser conscientes de ello y saborearlos.